Ruta de 8 días

Desde Marrakech a Fes, Rabat y Casablanca

  1. Home
  2. Ruta de 8 días: desde Marrakech a Fes, Rabat y Casablanca

Ruta de 8 días: desde Marrakech a Fes, Rabat y Casablanca

Os recogeremos en el aeropuerto de Marrakech y tras conocernos, os llevaremos al riad donde pasaremos la primera noche en Marruecos.

El segundo día, tras desayunar y habernos mentalizado de que estamos de vacaciones y de que no hay prisa y casi tampoco horarios, nos dirigiremos y cruzaremos por el Alto Atlas, cordillera de gran tamaño donde se asientan pueblos beréberes. El punto más alto es de 2260m. Poco a poco, iremos llegando al pueblo fortificado de Ait Ben Haddou, conocido por las películas que se han grabado y que son conocidas a nivel mundial (Gladiator, Asterix y Obelix, Sahara… Posteriormente llegaremos a Ouarzazate donde visitaremos la Kasbah de Taourit y desde donde saldremos con rumbo al palmeral de Skoura y podremos disfrutar por el camino de sus bellas Kasbahs. Recorreremos el valle de las Rosas hasta llegar al valle del Dades, donde nos deleitaremos de su belleza y contraste en un paraje tan contrapuesto. Aquí descansaremos y cenaremos en un riad muy acogedor desde el que partiremos mañana al amanecer.

El tercer día, tras caminar por el palmeral de Tinghir, pondremos rumbo hacia las Gargantas del Todra, desde donde continuaremos hacia Erfoud pasando por el palmeral de Tinjdad y el de Touroug, una obra de arte de la naturaleza. Allí, visitaremos un inmenso taller de producción de mármol junto al cual podremos ver una gran cantidad de fósiles muy bien conservados que aparecieron una vez el océano se retiró hace miles de años dejando sobre la tierra todo ser vivo acuático que hubiera. El mármol con estas incrustaciones naturales dan gran valor a esta tierra y que muchas personas atesoran en forma de souvenir.

En nuestro asentamiento, cambiaremos el 4×4 por nuestros mejores amigos, los dromedarios, con los que nos adentraremos en las dunas de Erg Chebbi para admirar la puesta de sol y pasar la noche en la más profunda y tranquila noche desértica. En este caso, dormiremos en jaimas, sintiendo de verdad el espíritu nómada y familiar de nuestra tierra.

El cuarto día, tras haber descansado y desayunado nos dirigiremos hacia Fes. Para ello, cruzaremos Rissani, el valle del Ziz, el parque nacional de Ifrane donde podremos presenciar algún macaco. Es un espectáculo digno de ver ya que estamos rodeados de desierto y la escasez de agua es muy grande. Pasaremos en Fes la noche y descansaremos después de un largo día de viaje.

El quinto día será un día más tranquilo y nos centraremos en visitar esta preciosa ciudad que además es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Veremos las puertas doradas del Palacio Real construidas por los antiguos maestros del bronce. También visitaremos la antigua Medina con su Medersa de Bou Anania, la fuente Nejjarina, la Mezquita Karaouine que alberga uno de los principales centros culturales del islam y es la sede de la universidad de Fes, el mausoleo de Moulay Idriss… monumentos y lugares todos con un encanto y una belleza indescriptibles por palabras, hay que verlos.

Nos adentraremos en el famoso barrio de los curtidores, único en el mundo actualmente y veremos los barrios de artesanos organizados en los diferentes gremios que los forman. Tras la visita, volveremos al riad y nos prepararemos para el día que nos espera.

El camino que nos espera es especialmente bonito porque atravesaremos a la salida de Fes, fértiles valles llenos de olivos y viñedos hasta llegar a la ciudad de Meknes. Esta ciudad amurallada está encumbrada por sus enormes puertas como la de Bab Manssur. Seguiremos viendo el estanque del Aghal, con una superficie de 4 hectáreas, algo sobrenatural y sobrecogedor para cualquiera que sepa donde está. La visita termina en el mausoleo-Mezquita de Moulay Ismail, antiguo rey de la ciudad, hecho de estuco, piedra y fina porcelana.

Al terminar, saldremos hacia Rabat, ciudad capital del reino de Marruecos desde 1912. Una vez allí, visitaremos el espectacular Palacio Real Dar El Makhzen. A su alrededor, alberga entre otros, una mezquita y diversos edificios gubernamentales del momento ahora con otro uso. Despues veremos la Kasbah de los Oudaias y terminaremos con unas vistas panorámicas muy acogedoras del estuario del BouRegreg.  Justo antes de regresar al hotel en Rabat, iremos al Mausoleo de Mohamed V para que el que quiera entre y lo vea.

El octavo día, después de haber desayunado y recargado pilas, saldremos hacia Casablanca, probablemente la ciudad más cinematográfica de todo el país, principalmente por la película que protagonizaron Humphrey Bogart e Ingrid Berman. Visitaremos en primer lugar el Boulevard de la Corniche, luego el paseo marítimo y posteriormente Anfa, un barrio residencial muy bien conservado. Terminaremos en los exteriores de la gran Mezquita de Hassan II aunque también se puede pasar al interior, ya que es el monumento más representativo de Marruecos de todo el siglo XX.

Al acabar, cogeremos la autopista para volver a Marrakech y descansar plácidamente en un riad espléndido en el que ver todas las fotos y comentar el viaje con tus compañeros y guías.

Entonces, os llevaremos al aeropuerto o al hotel a la hora acordada para que regreséis a casa con un nuevo aire dentro.

¿Os apuntáis?

Lost your password?

User registration is disabled for now. Contact site administrator.